Un social media plan es imprescindible para dar a conocer tu negocio, te enseñamos cómo hacerlo

Familiarizarte con las redes sociales es primordial para que tu negocio llegue tan lejos como tú quieras. Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn y ahora TikTok conforman un ecosistema en el que toda empresa debe saber moverse para que sus servicios lleguen a un público cada vez más amplio. Para ser lo más eficiente posible, es necesario llevar a cabo un social media plan.

Quieres saberlo todo sobre el marketing de contenidos, lee este post

¿Qué te puede aportar un social media plan?

Si eres un poco escéptico respecto a incluir las redes sociales en el día a día de tu proyecto, estos son algunos de los beneficios que te puede aportar un social media plan:

  • Alcanzar una mayor visibilidad para tu negocio, dentro del área que más te interesa.
  • Generar tráfico desde las redes sociales a tu página web o comercio electrónico.
  • Mejorar la imagen y reputación de tu proyecto.

Todos estos factores son elementales para cualquiera que haya empezado su travesía empresarial, pero, ¿cómo empezar? La estrategia es fundamental en todo proceso relacionado con el marketing digital, sobre todo si se quiere ser exitoso. Sin prisas, ni atajos, evaluar el panorama global tanto si hablamos de un pequeño negocio, una start-up o de un autónomo, es esencial para acertar con cada movimiento en redes.

Puedes seguir los siguientes pasos para construir tu estrategia en redes sociales.

Colocarse en la casilla de salida

Empezar por el principio, todo un tópico, pero creednos, es importante. Antes de empezar como locos a publicar, el primer paso, para comenzar con buen pie en una estrategia de social media, es conocerse a uno mismo. En otras palabras, analizar las propiedades de un proyecto determinado. Se puede realizar este primer acercamiento preguntando las cuestiones correctas.

La explicación de la relevancia de esta fase depende de qué comercialice un negocio, cuál sea su público, sus puntos fuertes, debilidades… Partiendo de esto podremos sacar las conclusiones definitivas sobre cómo actuar en redes sociales. Respondidas estas cuestiones, habrás construido las basases de tu social media plan.

Inspecciona el terreno

Comienza el juego, sabes lo que necesitas y cuáles son tus objetivos, es decir, ¡estás listo para empezar! El siguiente punto es conocer el entorno de las social media, que pasa por saber qué redes sociales se pueden utilizar, sus características y, a raíz de esta información, sobre cuales aplicar la estrategia. Actualmente las redes sociales que más se utilizan son las siguientes:

  • Instagram: se caracteriza por tener un formato muy visual, consistente en publicaciones de imágenes y vídeos. Es un escaparate idóneo para negocios de moda, hostelería, clínicas estéticas… Que buscan dirigirse a un público joven y también adulto.
  • TikTok: una de las redes sociales más nuevas, cuya popularidad ha crecido de forma explosiva. Su formato, de vídeos de 15-30 segundos, es perfecto para dar a un negocio un toque juvenil y divertido.
  • Facebook: la que ha sido durante muchos años la red social por excelencia, hoy en día presenta opciones muy interesantes para negocios. Desde catálogos hasta ofertas de empleo, todo ello en Facebook Business.
  • Twitter: mantener a tus seguidores y futuros clientes informados de las últimas noticias del proyecto es más sencillo. Priorizando el texto y la sencillez, para mandar mensajes claros y concisos.
  • LinkedIn: Para crecer en el ámbito profesional, estar en contacto con personas de interés y los trabajadores mejor cualificados, LinkedIn es el lugar perfecto. Asimismo, en esta red social también podrás encontrar socios e inversores.

Combinando las respuestas obtenidas en el paso uno y el paso dos, ¿tienes claro en qué redes sociales va a estar presente tu negocio?

Social Media

Antes de publicar…

Todo sigue su curso, disponemos de metas, conocemos el terreno y solo queda un paso antes de empezar a publicar… ¡Saber qué vas a publicar! La estrategia de contenidos constituye una parte muy importante dentro del social media plan. Como decíamos, es necesario tener en cuenta las fases anteriores para realizar una planificación de contenido adecuada. Esta debería incluir:

  • Periodicidad, cada cuánto se va a publicar.
  • Temática, sobre qué se va publicar.
  • Lenguaje y tono, cómo se va a publicar.
  • Tipo de contenido, cuál va a ser el formato de las publicaciones.

Es importante tomarse el tiempo necesario en realizar la planificación de contenidos: calendarizarlo, distribuir las publicaciones para que no sean repetitivas, combinar información interesante con contenido más comercial… Esta es la llave para acercarse a los objetivos en cada publicación.

¡Manos a la obra! Aplica tu social media plan

Ya tienes tu plan bien redactado y organizado, es el momento de lanzarse y comenzar a publicar. Cuidado, hay que tener en cuenta que no es suficiente con publicar y olvidarse de las redes sociales, se trata de un trabajo constante. Interactuar y ampliar la red de contactos es una de las principales tareas que hay que realizar mientras se lleva a cabo un social media plan.

Con los perfiles de redes sociales creados, hay que optimizarlos, aportando información sobre tus servicios y adaptándolo al público que más te interesa. Mostrarse cercano con los usuarios y tener un ojo siempre en los resultados es otra de las acciones prioritarias en este proceso.

Prepara un Plan B

Aunque hayas trabajado y llevado a cabo cada paso, prestando la máxima atención en cada detalle, nada te garantiza un éxito asegurado en tu social media plan. Tener los objetivos y KPI siempre claros y presentes, mientras se miden los resultados que se van obteniendo, ayudará a calificar el estado de la campaña.

En muchos casos, las tendencias varían, el algoritmo se puede modificar o simplemente algún fallo en la planificación puede traducirse en resultados no deseados. Disponer de un Plan B para este tipo de situaciones, y sobre todo estar dispuesto a actuar puede cambiar el rumbo de tu plan hacia un destino más positivo.

En conclusión, un social media plan puede ser la consecuencia de muchas alegrías para tu negocio, además de ser algo totalmente necesario. Merece la pena cuidar cada uno de los pasos que hemos detallado, para tratar de conseguir el éxito. No obstante, en ocasiones resulta difícil concretar todos ellos o simplemente no se tiene ni el tiempo ni el conocimiento profesional para llevarlos a cabo de forma individual.

Con el fin de aprovecharse de todos los beneficios de una estrategia en redes sociales de calidad, resulta conveniente apoyarse en ayuda profesional. En IceCream Marketing Shop, nos especializamos en planes de marketing digital, pensados específicamente para PYMES, Start Ups, Autónomos y emprendedores. ¡Contacta con nosotros!

Deja una respuesta