El embudo de ventas o funnel de ventas es un concepto con el que debes familiarizarte para conseguir los mejores resultados en marketing ¡Sigue leyendo para saber más! 

Quieres alcanzar las metas de tu negocio, mejorar los resultados ¿A que sí? Eso no es gratis, hay que seguir un camino. El éxito, que muchas veces tiende a respaldarse en ventas, consecución de clientes o contratación de servicios, es un proceso que comienza en el momento en el que se marcan unos objetivos. ¿Sabes ya cuál es la finalidad de tu negocio?

Desde que un usuario en internet entra en contacto con una marca, hasta que se convierte en cliente de la misma, si es que llega a hacerlo, suceden muchas cosas entre medias. Es en este particular proceso donde entra en juego un concepto con el que debes familiarizarte para que tu negocio en internet triunfe. Hablamos del embudo de ventas o funnel de ventas.

¿Qué es el embudo de ventas? 

En pocas palabras y yendo al grano, el embudo o funnel de ventas consiste en el conjunto de etapas que pasa un usuario o desde que entra en contacto con una empresa – entrando a la página web, por ejemplo – hasta que se convierte en cliente – comprando un producto en el Marketplace. Básicamente, el embudo de ventas busca mejorar la tasa de conversión.

A través de esta definición nos damos cuenta de un factor clave: si la página web de tu ecommerce tiene muchas visitas, no tiene por qué significar que las conversiones vayan a ser elevadas. Hoy en día, en internet, la competencia es feroz, existen muchas posibilidades de negocio en cualquier sector y por lo tanto diferenciarse es clave.

Con un buen embudo de ventas conseguiremos la diferenciación de nuestro negocio en internet, convirtiendo a cada usuario que nos visite en un cliente satisfecho. Para ello, necesitamos seguir una estrategia a través de los siguientes pasos

Conoce a tu audiencia 

En cierta manera, todo negocio busca cubrir una necesidad, de un grupo de personas determinado. Para saber cómo satisfacer las de tu público, lo primero que debes hacer es conocerlo en profundidad. A través de datos como la edad, ubicación o qué tipos de productos consumen y cómo los consumen, se puede conocer bien a tu audiencia. Con esta información, podrás saber qué puedes ofrecer y empezar a elaborar ideas más precisas para conseguir clientes.

Dentro de esta fase es importante saber cuáles son las necesidades de los posibles clientes sobre el producto o servicio que se está ofreciendo. Si, por ejemplo, hablamos de una tienda ropa online, saber cuáles son las últimas tendencias entre las personas del rango de edad y del poder adquisitivo que nos interesa, es esencial para conseguir clientes.

Se atractivo para tu público 

Una vez conocemos cuál es nuestra audiencia y sus necesidades, un punto esencial del embudo de ventas es atraer al público. En esta fase debes hacer de tu sitio web un lugar atractivo para tu audiencia en específico. ¿Cómo se consigue esto?

Sabemos las necesidades de nuestro público objetivo, con esta información, a través de una estrategia en marketing de contenidos, posicionamiento SEO, acciones de social media o SEM, podemos atraerles hacia la página web.

Algo más que desconocidos 

¡Enhorabuena! Los usuarios están entrando en la página web de tu negocio, lo que significa que tienen tus productos y servicios a su alcance. Este es un primer contacto y no debemos olvidar que son desconocidos para ti, no sabes quiénes son, qué intereses tienen y, sobre todo, si finalmente van a acabar siendo clientes. Es importante saber más sobre estos usuarios, convertirlos en leads. En esta etapa del funnel de ventas, elementos como landing pages, call to action o regalar un lead magnet, resultan herramientas de alta utilidad.

Personaliza tu proceso de ventas y haz clientes 

Nos acercamos al objetivo final del embudo de ventas… Hacer clientes. Para que un usuario pase a la condición de cliente, debe elegir tu empresa entre todas las que ha consultado anteriormente para satisfacer su necesidad. Esto significa que tu negocio es percibido de forma positiva. Recuerda que ya dispones de una base de datos con los leads que has conseguido y establecer una comunicación sana y constante con los mismos puede ser el camino a las ventas. Este proceso comunicativo recibe el nombre de Lead Nurturing.

A través de esta información, debes personalizar el proceso de venta para que se adapte a lo que buscan tus potenciales clientes. Cómo ofrecer los productos es el paso final para acabar transformando usuarios en clientes, visitas en ventas.

En resumidas cuentas, el embudo de ventas consiste en esas estrategias que trasforman usuarios en clientes. Para ello hay que ajustar perfectamente la oferta de un negocio a las necesidades del público objetivo. Existen muchas maneras de llevar a cabo el funnel de ventas, hay que elegir la que mejor se adapte a las necesidades de cada empresa.

Si buscas mejorar la tasa de conversión de la página web de tu negocio, contacta con IceCream Marketing Shop. Estamos especializados en todo tipo de acciones de marketing para pequeñas y medianas empresas. Contáctanos, déjanos conocerte y te asesoraremos. ¡Comienza a conseguir clientes!

Deja una respuesta