Como un salto al vacío, arriesgado pero muchas veces necesario. El fenómeno de la digitalización ha llegado como una revolución y se ha instalado en todos los sectores.

La digitalización es una revolución, un cambio necesario. La transformación digital es un concepto que se está instalando con fuerza en la realidad de los usuarios.

El riesgo y la oportunidad son dos aspectos directamente relacionados con la transformación digital. El proceso de la digitalización es una parte fundamental del cambio que han de sufrir las empresas para adaptarse mejor al mercado y conectar con los nuevos perfiles de los consumidores.

¿Qué es la digitalización o la transformación digital?

La digitalización es la forma de utilizar la tecnología para mejorar radicalmente el rendimiento y el alcance de las empresas, sus relaciones con los clientes y sus procesos internos y externos según el MIT.

La transformación digital tiene que ver con la mejora del uso de las tecnologías en empresas, sea cual sea su tamaño y su tipo.

A un ritmo rápido y constante. Los clientes están cambiando sus hábitos de consumo y sus procesos de compra. En la actualidad la mayor parte de las búsquedas de información, las comparaciones, la consulta de tarifas, etc. se hace en entornos digitales. ¿Acaso el verbo ‘googlear’ no forma parte ya de tu vida?

    Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas noticias

    Si los clientes se digitalizan las empresas tienen que hacer lo mismo.

    Las empresas no siguen el ritmo de los clientes. Muchos canales digitales todavía no permiten a los usuarios acceder a ellos de una forma rápida y eficaz. Son lentos, obsoletos y no interactúan con los clientes de una forma bidireccional. Incluso en algunos casos estos canales son inexistentes.

    La digitalización supone un cambio en muchos aspectos de la sociedad a través del uso de la tecnología.

    Contar con una estrategia digital es importante pero no es lo único. La clave está en entender los cambios en los comportamientos de los clientes y saber como adaptarse a sus necesidades de la mejor forma posible.

    Este cambio, necesario en la mayoría de sectores, pasa principalmente por el marketing. Si no se introducen los cambios necesarios en las estrategias las acciones y tácticas irán perdiendo efectividad progresivamente. Para ello es fundamental digitalizar procesos y canales y así mejorar la experiencia del cliente.

    Saltar al vacío implica muchos riesgos pero también oportunidades. La digitalización permite a las empresas llegar a su público objetivo de una forma más efectiva y evaluar los resultados de las acciones.

    Comenzar a implementar la transformación digital parece un proceso costoso, pero es algo necesario. Para ello será necesaria una inversión tecnológica y en ocasiones una reestructuración de la organización.

    La digitalización ha llegado a la vida de las personas y no va a marcharse, sino a evolucionar. Es un proceso de continua evolución y mejora que permitirá a departamentos y empresas adaptarse al ritmo del mercado y a las necesidades de los clientes.

    Para reorientar las empresas hacia el ámbito digital hay que tener diversos factores en cuenta:

    • Factor humano
    • Factor tecnológico

    Las personas son clave cuando hablamos de este concepto. Tanto el público como los trabajadores de la empresa son importantes. Adaptarse al ritmo de los clientes y formar a los trabajadores en competencias digitales, incluyendo perfiles exclusivamente digitales, para esta nueva etapa es un aspecto clave para adoptar la transformación digital de una manera exitosa.

    Para que todo funcione correctamente además de las personas, las herramientas que utilizarán son fundamentales. La tecnología es una parte imprescindible en la digitalización. No sirve de nada adoptar esta nueva visión y querer aplicar la transformación digital si no se disponen de las herramientas y medios necesarios para hacerlo: sistemas digitales, redes sociales, aplicaciones, etc.

    En función del tamaño de las empresas estas podrán destinar más o menos recursos para aplicar esta transformación de forma eficiente. Lo importante es ser realistas y conocer las capacidades de cada negocio. Para ello, en ocasiones, es imprescindible contar con el trabajo y el apoyo de terceros. Las agencias digitales, pueden ayudar a los departamentos internos de la empresa con la aceleración de la trasformación y con la consecución de resultados.

    Una buena agencia puede convertirse en el aliado principal de una empresa. Permitiendo tener un acceso más rápido y útil a estrategias y tácticas digitales, que de otro modo, una empresa no podría implementar en la misma medida.

    Entendiendo las posibilidades de la tecnología y aprovechándolas en beneficio de los clientes podrás disfrutar de las ventajas de la digitalización.

    En la última década la digitalización ha cambiado los comportamientos y los hábitos de consumo. Por ello las empresas deben adaptarse a esta nueva realidad y así poder llegar a los nuevos consumidores digitales.

    Si lo que estás buscando es un pequeño empujón para adentrarte de lleno en el universo digital y conectar con las necesidades de tu público a través de la digitalización contacta con nosotros y junto construiremos la estrategia digital perfecta para tu marca. ¡Hazte ver!

    Página Web

    Deja una respuesta