El título del post es casi tan importante como el contenido del mismo.

El título del post tiene un papel fundamental a la hora de llamar la atención de los lectores y es clave para conseguir que consuman el contenido.

La frecuencia de publicación, los contenidos clave, las imágenes… todo cuenta a la hora de escribir un post, pero hoy nos centramos en la redacción del título del post perfecto.

Elegir un título es uno de los aspectos más importantes en la consecución de los objetivos que nos marcamos al escribir un post. Redactar un contenido de calidad sin un título a su altura puede ser una razón más que suficiente para que el post no logre los objetivos deseados.

En el día a día podemos observar como los títulos, los titulares y las cabeceras son elementos muy importantes que influyen directamente a la hora de consumir o no un contenido.

Se le da mucha importancia a los títulos, estos son la llave del enlace donde se encuentra el contenido. 

¿Cómo tiene que ser el título perfecto de un post?

Esta tarea no es algo insulso, es un proceso delicado al que hay que dedicarle tiempo para comprobar si cumple con ciertas características:

  • Claro

El título tiene que dejar claro el beneficio que se obtiene tras su lectura. No tiene que dar lugar a confusión. Tiene que explicar de una forma clara de qué va a tratar el post.

Ejemplo: Las mejores herramientas para editar fotografías gratis.

  • Orientado al SEO

El título del post debe contener la palabra clave. Esto ayudará a que el contenido posicione mejor en los buscadores. Haciendo uso de herramientas externas podrás conocer qué palabras clave son más buscadas.

Ejemplo: ¿Qué es el inbound marketing?

  • Directo

Hay que expresar mucho en pocas palabras. El resto del post ya se encargará de explicar por completo el contenido del post.

Ejemplo: 5 aplicaciones para editar fotos gratis.

El título del post interviene directamente en el consumo del contenido.

  • Misterioso

El título tiene que ser claro y despertar intriga en el lector. Un título con fuerza que se diferencie del resto de contenidos y cree expectación. Que adelante un tema del que los usuarios van a querer leer.

Ejemplo: Qué no debes hacer al subir una foto en Instagram.

  • Social

Un titulo social, es un título que se realiza pensando en las redes sociales y en su posibilidad de ser compartido.

Ejemplo: 5 filtros de Instagram que te hacen parecer más guapo.

  • Interrogativo

Los títulos a modo de pregunta también funcionan muy bien para resolver las dudas de los lectores. Utilizar interrogativas es una buena estrategia para crear un título pues muchas veces los usuarios buscan las preguntas tal cual en buscadores.

Ejemplo: ¿Cómo vender más en redes sociales?

  • Recopilatorio

Como decimos muchas veces, menos es más. Los títulos que recogen listados suelen funcionar muy bien, porque son claros y directos.

Ejemplo: Las mejores ilustraciones del 2019.

Todas estas características tienen un objetivo claro, llamar la atención de los lectores. No hay que olvidar que el título del post perfecto tiene que estar acompañado de un contenido a la altura. Un buen título acompañado por un contenido bien elaborado garantizará la lectura y la consecución de los objetivos marcados con la redacción del post.

    Suscríbete a nuestra newsletter y recibe las últimas noticias

    Deja una respuesta