BrandingMarketing

Cómo hacer una newsletter efectiva

Por 28 junio, 2021 septiembre 6th, 2021 No hay Comentarios

Antes de adentrarnos en cómo hacer una newsletter efectiva, es importante saber qué es una newsletter y para qué sirve esta herramienta de marketing digital, ¿no os parece? ¡Pues vamos allá!

 

Lo primero que tienes que saber es que una newsletter es un tipo de email periódico donde se comparten las últimas novedades de una marca. Y por novedades nos referimos a nuevos lanzamientos, post publicados en el blog e incluso promociones y descuentos.

Lo cierto es que una newsletter tiene cantidad de posibilidades dentro de una estrategia de Inblound Marketing, pero todas tienen una característica en común: el usuario ha de aceptar recibirlas.

Por eso no podemos defraudar con el contenido. Una vez aceptada la petición de recibir newsletters, el objetivo principal es que los receptores las abran y las lean.

Y para que una newsletter sea efectiva…

 

¿Qué debe tener?

Una newsletter solo será “efectiva” si cumple con su objetivos, y este tipo de emails se envían por tres razones:

  1. Difundir el contenido de la marca para aumentar el awareness de nuestra marca.
  2. Convertir los suscriptores en leads
  3. Fidelizar a los usuarios y mejorar el engagement con la marca

¡Recuerda! El objetivo de una newsletter en una estrategia de Inblound Marketing no es cerrar una venta. En caso de que el objetivo sea vender, habrá que realizar una estrategia específica lead nurturing.

 

Cómo hacer una newsletter efectiva paso a paso:

  1. Piensa en el lector

Un buen contenido es aquel que es atractivo para el lector y cruza, además, intereses con la empresa. Debe haber un equilibrio, pero lo más importante es no perder de vista que hay una persona que va a leer nuestro mensaje y que éste le debe resultar relevante.

De hecho, dentro de este punto, es interesante segmentar tus listas y personalizar los envíos masivos con los nombres de los suscriptores, ya que de esta forma, las newsletter parecen más personales y puede ser de gran ayuda en este sentido.

En nuestro post «Mejores ideas para tus newsletter» encontrarás contenido interesante para desarrollar esta parte.

  1. No olvides el diseño

El contenido es importante, pero también lo es la forma en la que lo muestres. Un buen diseño llamativo y atractivo también forma parte del éxito y puede marcar la diferencia frente a la competencia. Utiliza diseños responsive que se vean bien en todos los dispositivos y sea corporativo, que el lector te identifique de un sólo vistazo.

  1. Marca objetivos

El primer paso a la hora de realizar una newsletter es preguntase: «¿Qué quiero conseguir?». Con esto, te será mucho más fácil enfocar el trabajo y redactar los contenidos. Dependiendo de estos objetivos, todo cambiará en tu newsletter, desde el tono que utilices en tu comunicación, hasta el diseño o las imágenes. No trabajes a lo loco, tómate tu tiempo para decidir el objetivo y la estrategia.

  1. Presta atención a los títulos

Los títulos internos favorecen la lectura y hacen el contenido más ameno para el lector, ya que en la actualidad, la cantidad de emails que reciben diariamente es más que notable y no podemos detenernos a leer todos lo que recibimos. Trabajar los títulos es una buena forma de resumir de qué hablamos en la newsletter y que el lector pueda hacer un escaneado rápido de los contenidos.

  1. Sé breve y conciso

Con nuestro ritmo de vida la gente no dispone de mucho tiempo para leerte, así que intenta decir lo máximo en el menor espacio. Una buena idea es hacer un breve resumen de unas pocas líneas y, después, un enlace hacia el contenido completo en la web. También puedes utilizar otras formas de mostrar la información que te permitan ser más breve, como listas o gráficos.

  1. Utiliza imágenes

En un momento donde lo visual prima, las imágenes, y en general en contenido audiovisual, es fundamental a la hora de atrapar a los lectores y llevarles a la acción. Tan importante es escoger las fotos adecuadas como redactar un buen texto, por lo que tendrás que saber combinar ambas. Dependiendo de tu objetivo, tendrás que darle más importancia a una parte o la otra, pero lo ideal es que haya un equilibrio y que las imágenes sirvan para ilustrar lo que estás contando y para impactar en el lector.

  1. Trabaja la cabecera

La cabecera es uno de los elementos más importantes, ya que es el primer impacto que recibe el lector. Trabaja mucho esta sección, el lector debe ser consciente de que está leyendo tu newsletter desde el primer momento, y reconocer que el contenido que recibe es interesante para seguir leyendo.

  1. No descuides el pie

El pie tiene que cerrar el mensaje. Aprovecha esta sección para dejar los datos de contacto para que el lector pueda comunicarse contigo o darte feedback. También puede ser útil invitarle a compartir el contenido con sus amigos a través de email o redes sociales.

  1. Analiza los resultados y analíticas

La forma de seguir creciendo es aprendiendo de nuestros suscriptores. Analiza los resultados y las estadísticas de los envíos. ¿Qué asuntos han tenido más éxito? o ¿qué contenidos han generado más clics? Con las respuestas a estas preguntas, puedes hacerte una idea para seguir afinando tus contenidos y conseguir una mayor efectividad.

  1. Sé constante

Si acostumbras a realizar un envío un día de la semana, hazlo así siempre. Es importante que tus lectores sepan cuando van a recibir tu email y estén a la espera de nuevo contenido. Lo ideal es establece un calendario de publicaciones según fechas especiales en las que podamos enviar contenido relevante y cúmplelo a rajatabla. Es una buena forma de fidelizar a tus lectores.

El resumen es que sin duda, la newsletter es una herramienta más que útil en la estrategia de Inbound Marketing.

Por eso te recomendamos que pruebes hasta dar con la mejor fórmula, esa que enganche a tus lectores y que te ayude a fidelizar tu marca en el mercado.

Lo importante es que después no olvides realizar el seguimiento de las métricas y analíticas. De nada sirve escribir si no observamos el resultado de lo que escribimos.

Y ahora que tienes todas las claves de cómo hacer una newsletter efectiva, solo queda ponerse manos a la obra.

Deja una respuesta