¿Censura en Instagram? Te contamos cuáles y por qué no podrás subir nunca determinado contenido a las Redes Sociales de Meta.

Las normas comunitarias de Instagram tienen como objetivo proteger a los usuarios contra el “contenido dañino y los nuevos tipos de abusos”. La plataforma social ha implantado duras reglas para lograr estas metas. Así, la red social, propiedad de Meta señala que siguen trabajando a diario para eliminar el contenido dañino a través de diferentes políticas que prohíben la coordinación para causar daño, el lenguaje que incite al odio, el acoso y la desinformación. La red social aconseja fervientemente publicar solamente fotos y vídeos que resulten apropiados para el diverso público existente en Instagram.

Aunque ha recibido constantes críticas, la plataforma es consciente de que no todas las imágenes censuradas tienen fines dañinos u ocultos tras ellos, sino que es posible que se quieran compartir piezas de carácter artístico o creativo, que incluyan imágenes como desnudos, pero la plataforma sigue sin permitir ni tan siquiera este tipo de publicaciones.

¿Cuáles son los contenidos más censurados de Instagram?

Instagram presenta en sus Normas Comunitarias una ley de tolerancia cero sobre el contenido que incite a la desnudez, la sexualidad o el contenido relacionado con imágenes íntimas sobre otros usuarios. Sobre el dilema del cuerpo de la mujer, las madres y la lactancia. Instagram señala que se aceptan fotos en un contexto de salud, lactancia y parto e incluso relacionadas con actos de protesta. Además, se ha habilitado la página “Consejos para los padres” que reúne información sobre qué y cómo compartir fotografías de infantes, que aunque se publiquen con buena intención, otras personas puedan malinterpretar o utilizar con otros fines.

A la hora de censurar, la plataforma va más allá de la desnudez y como explica en su web, en Instagram tampoco tienen cabida las personas que apoyen el terrorismo, el crimen organizado o los grupos que promueven el odio. Tampoco se permite ofrecer servicios sexuales, armas de fuego y productos relacionados con el alcohol, el tabaco y los fármacos.

Siguiendo con esta lista de prohibiciones, Instagram no tolera la venta de animales vivos entre particulares, ni el apoyo a la caza o la venta de especies en peligro de extinción.

Además de todas estas pautas, la red social dispone de restricciones explícitas que protegen a los usuarios de la “violencia gráfica” con el fin de asegurar que Instagram se posicione como una red social apropiada para todos los usuarios. Bajo ningún concepto se podrá compartir imágenes que ensalcen la violencia, a otra persona o a terceros, como las autolesiones.

De acuerdo con estas normas Facebook, la red social considerada como la “hermana de Instagram”, también limita en sus plataformas los desnudos, la actividad sexual y las prácticas citadas anteriormente con el fin de proteger a las personas que forman parte de su comunidad.

Además, las empresas de Zuckerberg, afirman que eliminan este tipo de imágenes con el fin de que los menores no puedan visualizar ni compartir este tipo de contenidos.

Una censura con matices

En términos generales, la compañía señala que sus políticas se han ido y se siguen matizando con el paso del tiempo. Ajustando los contenidos a las necesidades de los consumidores e intentando estudiar cada caso de forma individual. De esta forma afirman que estudian los motivos por los que se podrían compartir ciertos contenidos, como desnudos, con fines educativos, médicos o incluso de protesta afirmando que “cuando esa intención queda clara, se permite este contenido”.

Las políticas de Facebook, ahora conocido como Meta, han sido protagonistas de muchas polémicas en redes sociales, como el movimiento #FreeTheNiple o la última película de Almodóvar, en la que un pecho protagonizaba su cartel. Estas imágenes, junto con muchas otras pertenecientes a la historia de Facebook, han pasado por la censura de Instagram y los usuarios siguen denunciando de forma constante la violación de la libertad de expresión que esto supone.

Lejos de suponer un “atentado” contra los demás usuarios, estos aseguran que censurando todos los contenidos de forma casi masiva, las redes sociales eliminan contenidos cargados de valor informativo, periodístico e incluso artístico.

Junto con esta, la ley de censura en Instagram y Facebook es otra de las muchas políticas que afectan a la publicación en redes sociales. Si quieres conocer más sobre este universo, sacarle el máximo partido a todas tus cuentas y conocer todos los entresijos del mundo digital, contacta con nosotros y juntos llevaremos tu contenido mucho más lejos. Conoce nuestros planes de Redes Sociales, la forma perfecta de sacar el máximo partido a tu marca. Elige la forma de publicación, las redes sociales y tus preferencias y nuestro equipo de expertos se encargará de trazar la estrategia más adecuada para ti. Sin límites, sin permanencia y ajustada 100% a tus necesidades.

Deja una respuesta